dimarts, 27 de setembre de 2016

La 2 de TVE estrena este viernes 30 de septiembre el nuevo documental coprotagonizado por el arqueólogo Eudald Carbonell

‘En busca del futuro perdido’ nos traslada por cuatro continentes con el fin de hallar pistas para evitar el colapso de especie
Se emite a las 21 h en el espacio “Somos documental”
Previamente, el jueves 29, a las 20.30 h, se realizará un pase en Cineteca, en Matadero, Madrid, que irá seguido de un coloquio
Es un proyecto que ha contado con el asesoramiento científico del IPHES
La 2 de TVE, en su espacio “Somos documental”, estrena este viernes 30 de septiembre, a las 21 h, el nuevo trabajo coprotagonizado por el arqueólogo Eudald Carbonell, codirector del Proyecto Atapuerca, investigador del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y catedrático de Prehistoria de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (URV). “En busca del futuro perdido” ha contado, además, con el asesoramiento científico de dicho centro de investigación.
Dirigido por Alfonso Par y el comunicador científico Luis Quevedo,  este documental esta producido por Turkana Films en coproducción con TVE y la colaboración del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, la Obra Social “la Caixa”, la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología), Turismo de Turquia y Visit Finland.
Un día antes del estreno en televisión, el jueves 29 de septiembre a las a las 20.30 h, se realizará un pase en Cineteca, en Matadero, Madrid, que irá seguido de un coloquio con Eudald Carbonell y Alfonso Par.
SINOPSIS
Eudald Carbonell y Luis Quevedo protagonizan una road movie que lleva al espectador, desde el ahogo del Kalahari hasta el gélido círculo polar, en busca de pistas en el pasado de nuestra especie, Homo sapiens, y las civilizaciones que nos precedieron, para que nos ayuden a comprender el concepto de evolución cultural y cómo ésta es clave para que podamos crear un futuro mejor.
‘En busca del futuro perdido’ nos traslada por cuatro continentes, desde el calor africano al frío boreal, del fértil creciente turco a la infranqueable jungla maya. En este viaje, un improvisado grupo de exploradores busca las pistas que antiguas sociedades dejaron y que nos ayudarán a entender los mecanismos esenciales a toda civilización: qué hizo posible el florecimiento de algunas culturas referentes como la maya y qué precipitó el colapso de todas y cada una de las que nos han precedido.
Los protagonistas en la Península del Yucatán - Cedida Turkana Films
En este contexto se presenta la evolución cultural como motor del singular progreso de la especie humana, siendo lo que nos ha permitido, desde una situación de casi extinción en África hace 150.000 años, llegar a conquistar la totalidad del planeta.
Tres años después de "En busca del primer europeo", un documental cuya originalidad y entretenimiento le valió más de una decena de premios internacionales, el dúo formado por Eudald Carbonell, y el comunicador científico Luis Quevedo, nos llevan de aventura nuevamente. En esta ocasión recorrerán África, Asia, Europa y América junto a una nueva integrante del equipo, Carlota Par, en busca de las huellas de civilizaciones que florecieron -y colapsaron- para descubrir cómo la evolución sigue viva en nuestra especie. Los sapiens, lejos de habernos salido de la lucha por la supervivencia, hemos apenas sustituido una selección por otra, la natural por la cultural.

diumenge, 25 de setembre de 2016

Investigadores del IPHES han participado en la Homo erectus 100+25, International Senckenberg Conference

Las sesiones han tenido lugar en el Georgian National Museum, en Tbilisi, del 20 al 24 de septiembre
El director del IPHES, Robert Sala, y el investigador ICREA-IPHES, Jordi Agustí, han asistido al congreso, donde se han presentado diversas investigaciones de miembros de este instituto
En 1991, 100 años más tarde del descubrimiento en 1891 de los restos fósiles de Pithecanthropus erectus in Java, la International Senckenberg Conference ayudo en su celebración en Frankfurt a poner al día 10 décadas de investigación al entorno de la especie Homo erectus. Ahora, en 2016, 25 años después, el “Homo erectus enigma” sigue siendo una de las principales cuestiones por resolver en el estudio de la evolución humana.
125 years of Homo erectus. TBILISI 20-24 September 2016, organizada por el Georgian National Museum, the Senckenberg Research Institute Frankfurt/Main, y el ROCEEH Project of the Heidelberg Academy of Science se ha celebrado en dicho museo en Tbilisi con el fin de poner al día las principals noveades y estudios entorno a Homo erectus.
El investigador IPHES-ICREA Jordi Agustí (izquierda) con el director del IPHES, Robert Sala, estos días en Tbilisi - IPHES
Los hallazgos obtenidos hasta el omento constatan la diversidad de variantes regionales que se observan en esta especie, en África y Eurasia. En este contexto, el Cáucaso puede aportar información crucial sobre la presencia de los primeros especímenos del género Homo fuera de África, por lo que se refiere sobre todo a su diversidad morfológica.
Con el encuentro 100+25 years of Homo erectus research, se ha pretendido avanzar en el conocimiento sobre Homo erectus y abrir nuevas líneas de investigación con una visión internacional e interdisciplinaria.
Aportaciones del IPHES junto con otros investigadores
Jordi Agustí, Isabel Cáceres y Mohamed Sahnouni: "Early Homo erectus behavior and adaptation in North Africa: New data from Ain Hanech and Tighennif (formerly Ternifine) sites in northern Algeria”
Robert Sala, Gema Chacón con el Centre de Recherches CNRPAH de Algeria: “A Middle Pleistocene human occupation of an ancient humid basin close to the Chotts Regions (N’Gaous, Algeria)”.
Isabel Cáceres con Sileshi Semaw: “The early Acheulian from Gona, Ethiopia: implications for Homo erectus technological transitions and diet”.
Bienvenido Martínez-Navarro, Eudald Carbonell, Xosé-Pedro Rodríguez: “The Plio-Pleistocene record from the Engel Ela basin (Danakil desert, Eritrea): geology, paleontology and archaeology”.
Bienvenido Martínez-Navarro con el equipo de David Lordkipanidze: “Dmanisi large mammal assemblage”

Jordi Agustí con el equipo de David Lordkipanidze: “The late Neogene-Quaternary small vertebrate succession from Georgia: zoogeographical and paleoecological implications”.

dimecres, 21 de setembre de 2016

XI edición de la presentación de las tesis del Master Erasmus Mundus en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana

16 alumnos que han seguido este máster en la URV-IPHES han defendido sus trabajos de investigación en Maçao, Portugal, los dáis 19 y 20 de septiembre
En estos 11 años en Tarragona se han formado 168 estudiantes de países de todo el mundo
Un grupo de 16 estudiantes del Máster Erasmus Mundus en Arqueología del Cuaternario yEvolución Humana, que se imparte en la Rovira i Virgili (URV) gracias a la investigación científica de proyección internacional que desarrolla el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social), han presentado públicamente sus tesis los días 19 y 20 de septiembre en Maçao (Portugal). Los alumnos de la URV han defendido sus trabajos junto con otros estudiantes del Muséum National d'Histoire Naturelle (MNHN) de París, de la Universidad de Ferrara (Italia) y del Instituto Politécnico de Tomar (Portugal). Este año se cumplen 11 años de la defensa de las primeras tesis de este máster. En esta ocasión, los estudiantes provienen de España, Francia, Italia, Chile y Venezuela.
Entre los temas objeto de estudio hallamos los restos humanos de la Cueva El Mirador de Atapuerca (Burgos), la microtecnología de Barranco León (Orce, Granada), la estética de las pinturas de primates, nuevos datos geológicos y cronológicas del litoral de Salou (Tarragona) durante el Pleistoceno, los mecanismos de transmisión social en las primeras fases de aprendizaje de métodos tecnológicos, los pequeños mamíferos de la Cueva de Bolomor (Valencia), reconstrucciones en 3D de restos fósiles humanos de Atapuerca, estrategias de subsistencia observadas en el Abric Romani (Capellades, Barcelona) y la industria lítica de la Cova de les Borres (La Febró, Tarragona).
Miembros del tribunal y estudiantes, en Maçao esta semana - IPHES
El Máster Erasmus Mundus en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana se lleva a cabo en partenariado con otras instituciones europeas, concretamente la Universita' degli Studi di Ferrara (Itàlia), Muséum National d'Histoire Naturelle (MNHN) (París, França) y el Instituto Politécnico de Tomar (Portugal).
Internacionalización
Las primeras tesis de este máster se leyeron en 2006 y desde entonces 168 trabajos de investigación se han dirigido en Tarragona. Muchas de estas investigaciones tienen como base diferentes proyectos en los que participa el IPHES, en la línea de este centro de unir la docencia con la investigación, el trabajo de campo y la socialización.
Precisamente, el Máster Erasmus Mundus en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana se empezó a impartir en la URV el curso 2004-2005, gracias a la investigación que se realiza en el IPHES, que participa en los principales proyectos mundiales de su ámbito. En el año 2015, la Comisión Europea renovó esta oferta académica dentro del nuevo programa Erasmus + para tres años más, lo que permite disfrutar aún de la garantía y calidad que representa formar parte de un reconocimiento de estas características para la captación de alumnado y para la internacionalización de la URV.

dimarts, 6 de setembre de 2016

Las réplicas sintéticas se abren paso para analizar manchas de sangre en herramientas prehistóricas y etnográficas

Un estudio experimental en el IPHES demuestra que pueden reproducir fielmente la morfología de los glóbulos rojos
Actualmente, la odontología, la paleontología, la criminalística y la arqueología son algunos de los campos donde se aplican
También podrían ser de utilidad para otros residuos orgánicos como músculo, piel o tendón, muestras clínicas o piezas industriales
Algunos especímenes arqueológicos o etnográficos no están disponibles para su examen directo usando un microscopio electrónico de barrido a causa de obstáculos metodológicos. Por ejemplo, la pieza es demasiado grande para caber en la cámara de tal instrumento, o bien es una estructura que no se puede mover de su lugar, como un altar ceremonial. También pueden haber problemas legales, porque el custodio o propietario no permitan sacarlo del museo o colección particular. En este contexto, las réplicas sintéticas se abren camino en muchos campos. Actualmente, la odontología, la paleontología, la criminalística y la arqueología son ya algunos de los campos donde se aplican.
En el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social), las réplicas sintéticas se utilizan en diferentes tipos de investigaciones (tafonomía, paleoantropología, tecnología prehistórica) desde hace mucho tiempo. En tecnología prehistórica, hasta ahora este tipo de réplicas se han utilizado para el examen microscópico de huellas de uso, pero su aplicación a residuos orgánicos no había recibido el mismo interés. Ahora, esta situación puede cambiar con la aportación científica que ha realizado Policarp Hortolà, biólogo e investigador en el IPHES. En un estudio experimental publicado en la revista Microscopy and Microanalysis, Policarp Hortolà demuestra que las réplicas sintéticas pueden reproducir fielmente la morfología de los glóbulos rojos en manchas de sangre. Por lo tanto, “son factibles para la identificación, vía microscopio electrónico de barrido, de manchas de sangre sobre objetos arqueológicos y etnográficos”, asegura.
Policarp Hortolà sostiene con la mano derecha (tapa amarilla) el original de una valva de  mejillón mediterráneo (Mytilus galloprovincialis), y con la izquierda su correspondiente réplica elaborada con resina de poliuretano - Marta Fontanals/IPHES
“Metodológicamente es donde representa el avance más importante, al poder examinar al microscopio réplicas de residuos orgánicos en vez de los originales”, puntualiza el mismo investigador. Además, podría ser aplicable a residuos orgánicos diferentes de la sangre (músculo, piel, tendón, etc.), así como a la superficie de otros tipos de especímenes, por ejemplo, muestras clínicas o piezas industriales, cuando por cualquier motivo el original no está disponible para su estudio microscópico.
Para averiguar la viabilidad de las réplicas sintéticas, el profesor Hortolà efectuó un estudio experimental con manchas de sangre humana sobre piedra, madera y concha, que son algunos de los materiales orgánicos utilizados por sociedades prehistóricas y etnohistóricas para la fabricación de sus objetos. La finalidad era evaluar la viabilidad de utilizar réplicas sintéticas para la identificación de manchas de sangre a través de la morfología de los glóbulos rojos. En sentido amplio, si se pueden hacer réplicas de residuos orgánicos sin dañar originales valiosos, entonces se podrían estudiar microscópicamente sin necesidad de sacar las piezas originales de los museos o colecciones privadas.
Moldes de silicona
Para conseguir la réplica se hicieron primero moldes de silicona de las áreas manchadas con sangre, a partir de los cuales se obtuvieron copias de resina de poliuretano. Posteriormente, se examinaron las muestras originales y sus correspondientes réplicas de resina con un microscopio electrónico de barrido. Finalmente, se compararon los resultados obtenidos de las dos maneras. “Hay que destacar que, en todas las muestras estudiadas, se constató la capacidad de las réplicas para reproducir la morfología de los glóbulos rojos en las manchas de sangre”, afirma.
Referencia bibliográfica
Hortolà, Policarp (2015). Evaluating the use of synthetic replicas for SEM identification of bloodstains (with emphasis on archaeological and ethnographic artifacts). Microscopy and Microanalysis 21(6), pp. 1504-1513.



dilluns, 29 d’agost de 2016

El IPHES coorganiza un simposio científico en Japón sobre nuevas metodologías para estudiar el comportamiento humano en tiempos remotos

Este instituto presenta a nivel internacional el trabajo multidisciplinar que lleva a cabo con diversos proyectos dónde el análisis temporal del registro arqueológico es el tema central
A este evento, que se celebra del 28 de agosto al 2 de septiembre en Kyoto, asistirán más de mil especialistas procedentes de los cinco continentes
“Un yacimiento arqueológico, sea un edificio antiguo o el suelo de una cabaña prehistórica, no es como mirar una fotografía que registra un momento concreto de vida, sino que es el resultado de la suma de muchos eventos diferentes y de la actividad de muchos individuos que se han sucedido y que han ido dejando las improntas de sus acciones a lo largo del tiempo, superpuestas unas a otras”, comenta Francesca Romagnoli, investigadora Marie Skłodowska-Curie Actions (MSCA) que desarrolla actualmente su trabajo desde el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social). La misma científica señala: “En este sentido, un reto de la moderna investigación en Arqueología y Prehistoria es poder identificar estos eventos y acercarnos al número de homínidos que los han realizado”.
Francesca Romagnoli, investigadora Marie Skłodowska-Curie Actions (MSCA) que desarrolla actualmente su trabajo desde el IPHES - F. Romagnoli
Con el fin de avanzar en esta línea, investigadores del IPHES coorganizan una sesión sobre nuevas metodologías para estudiar el comportamiento humano en el pasado, en el  marco del 8th World Archaeological Congress (WAC-8) (Congreso Internacional de Arqueología), que tiene lugar en Kyoto (Japón) del 28 de agosto hasta el próximo 2 de septiembre. A este evento asistirán más de mil especialistas procedentes de los cinco continentes.
El yacimiento Abric Romaní, una nueva manera de trabajar
Un ejemplo de las nuevas formas de trabajar en arqueología lo hallamos en el Abric Romaní, un campamento neandertal de hace sobre 60.000 años situado en el noroeste de la península ibérica, en Capellades (cerca de Barcelona), donde recientemente se ha desarrollado una campaña de excavación bajo la dirección del IPHES. La aplicación de nuevas tecnologías, como el análisis GIS (Sistema de Información Geográfico) y el uso de software de lenguaje estadístico, ha facilitado la identificación de áreas donde los neandertales realizaban actividades específicas, así como zonas comunes. “Esto ha permitido conocer las dinámicas sociales de estos grupos humanos”, comenta Francesca Romagnoli, directora del proyecto de investigación financiado por la Comunidad Europea y realizado en colaboración con la University College of London (Reino Unido) y la Université de Bordeaux (Francia), que acoge esta investigación.
Además, también en el Abric Romaní y en el marco del proyecto financiada por el MINECO y dirigido por Manuel Vaquero, investigador de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (URV) adscrito a IPHES, y Florent Rivals, investigador ICREA (Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats) ,adscrito también al mencionado instituto, el uso de nuevas técnicas de estudio como el análisis espacial de los remontajes (encajes de distintas piezas) han permitido saber que las comunidades neandertales reciclaban algunas de sus herramientas, algo muy indicador de estrategias económicas, apunta Francesca Romagnoli.
Dicha arqueóloga junto con el profesor Yoshihiro Nishiaki de la Universidad de Tokyo; Florent Rivals y Manuel Vaquero son los coorganizadores de la mencionada sesión que se desarrolla en Kyoto y que lleva por título “Multidisciplinary approach in the definition of high-resolution events to interpret past human behaviour”. En ella participan equipos de investigación de referencia internacional procedentes de Japón, Australia, Canadá, Austria, Francia y España con el fin de avanzar en nuevas metodologías que permitan conocer el comportamiento de nuestros antepasados.
La primera vez
“Por primera vez se debatirán en un escenario internacional de excelencia, cuestiones teóricas y metodológicas, sin limitaciones geográficas o cronológicas, relacionadas con los nuevos métodos y disciplinas aplicadas a la arqueología”, ha manifestado Francesca Romagnoli. Se espera de este modo ampliar las potenciales colaboraciones interdisciplinares y abrir nuevas perspectivas de estudio.
El congreso permitirá presentar a nivel internacional el trabajo multidisciplinar que el IPHES lleva a cabo con diversos proyectos, dónde el análisis temporal del registro arqueológico es el tema central. Francesca Romagnoli lidera el proyecto “REAPPAST”, gracias a una Maria Skłodowska-Curie Action financiada por el programa Horizon 2020 de la UE, referencia 653667, mientras que Florent Rivals y Manuel Vaquero están al frente del proyecto “NEANDERLIFE”, promovido por los programas de I+D del Ministerio de Economía y Competitividad, referencia HAR2013-48784-C3-1-P.
El WAC-8 está organizado por el World Archaeological Congress Association, Science Council of Japan y Kyoto City Council. Cuenta con la financiación de varias instituciones japonesas tales como la Agency of Cultural Affairs del Gobierno del Japón, Educational Board of Kyoto Prefecture, National Institutes for Cultural Heritage, Japanese Archaeological Association, y Japan Consortium for International Cooperation in Cultural Heritage. 

divendres, 26 d’agost de 2016

La casa comunal de los neandertales

Encuentran en el Abric Romaní un espacio doméstico que permite conocer qué distribución hacían de él los neandertales hace 60.000 años
Es una prueba más de la complejidad social y organizativa de esta especie extinguida, con formas de vida similares a los Homo sapiens
Un espacio doméstico bien conservado y delimitado, con hogares, herramientas de piedra y huesos de animales de hace 60.000 años, descubierto estos días en el nivel Q del AbricRomaní de Capellades (Barcelona), ha permitido conocer cómo era una casa comunal neandertal, gracias a una prueba concluyente que evidencia cómo vivía y organizaba el espacio esta especie: un recinto posiblemente cerrado en forma de elipsis. El hallazgo ha tenido lugar durante la campaña de excavación que este mes se desarrolla en el Abric Romaní bajo la dirección del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES).
El equipo de investigadores que trabaja constató que un grupo humano de la especie Homo neanderthalensis, formado probablemente por entre 30 y 40 individuos, organizó en el interior de dicho abrigo una zona doméstica para llevar a cabo todo tipo de actividades. Estaba formada por tres hogares centrales y 14 periféricos que jerarquizaban el espacio bajo la visera del abrigo.
Se han observado tres áreas bien definidas para diferentes usos y funciones. Las más próximas y en contacto con la pared del abrigo actuarían como áreas dormitorio. En el medio, los hogares centrales donde se desarrollarían las actividades domésticas. Finalmente, la zona más alejada de la pared se utilizaba como un vertedero de basura.
Espacio doméstico descubierto en el Abric Romaní, Capellades (Barcelona), atribuido a una comunidad de neandertales - Gerard Campeny/IPHES
Además, dentro del área interior mencionada se ha podido constatar la existencia de varias estructuras o modificaciones intencionales del espacio para llevar actividades como hogares y agujeros de palo. En este nivel a lo largo de tres años de excavaciones se han recuperado más de 10.000 restos que dan testimonio de estas actividades: herramientas de piedra y huesos de animales.
"Los autores de estas acciones eran comunidades de cazadores de caballos, ciervos y cabras, así como recolectores de leña de pino, entre otros recursos vegetales, que se establecieron estacionalmente en este abrigo", observa Eudald Carbonell, director de la excavación e investigador del IPHES-URV (Universitat Rovira i Virgili de Tarragona). "El fuego era el elemento central de estos campamentos ya que servía para iluminar, calentar, cocer los alimentos y para eliminar los desechos, además de ser un elemento organizador del espacio y de socialización", ha añadido. De hecho la buena conservación de los hogares de este yacimiento le otorga una singularidad para el conocimiento de las actividades pirotécnicas de los neandertales y de su estilo de vida.
La excavación ha aportado numerosos restos de fauna y de herramientas de piedra - Gerard Campeny/IPHES
Para el equipo que trabaja en el Abric Romaní, este nuevo descubrimiento permite postular que los neandertales tenían estructuras y espacios organizado parecidos a los del Homo sapiens, una prueba más de la complejidad social y organizativa de esta especie desaparecida. O sea, que neandertales y sapiens a pesar de ser especies paleontológicas diferentes tenían formas de vivir y organizar el espacio similares.
La campaña de este año en el Abric Romaní se inició el 8 de agosto y finalizará el próximo día 28. La realiza un equipo de 55 personas provenientes del IPHES, de la URV, de la UniversitatAutònoma de Barcelona ( UAB), de la Universitat de Barcelona (UB), de Universitat Oberta de Cataluña (UOC), de la Universitat de Girona (UdG), de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), de la Universidad de Alcalá de Henares, del Museo de Ciencias Naturales, de la Universidad de Granada (UGR), de la Universidad del País Vasco (UPV), de la Università di Ferrara (Italia), de la Universidad de Toulouse (Francia) , y de la Universidad de Brno (Chequia).

La intervención cuenta con la financiación de la Generalidad de Cataluña (Proyecto 2014-SGR-900), del Ayuntamiento de Capellades, del MINECO (Ref. HAR2013-48784-C3-1-P) y del IPHES. Forma parte del proyecto cuatrienal de investigación de este instituto que lleva por nombre "Abric Romaní - Cinglera de Capelló" (Ref. 2014/100576) financiado por el Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya.

dissabte, 20 d’agost de 2016

Hallan el diente y el parietal de un niño neandertal que vivió en la Cova de les Teixoneres de Moià hace 50.000 años

Es la primera vez que se localizan fósiles de un homínido en este yacimiento
Se trata de un canino inferior y de un fragmento de parietal que podrían corresponder a un individuo de entre 7 y 9 años de edad
La campaña de este año que llevan a cabo en las Coves del Toll (Toll i Teixoneres), en Moià (Barcelona), el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y el CENIEH (Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana) ha sido muy productiva desde el punto de vista científico. A la gran cantidad de restos de animales y herramientas de piedra de la época neandertal que se han recuperado, hay que añadir el diente y el parietal de un niño neandertal que vivió en la Cova de les Teixoneres hace 50.000 años. Según los análisis previos, se estima que podrían corresponder a un individuo de entre 7 y 9 años de edad. El diente mantiene aún toda la raíz y, por tanto, indica que no se cayó por causas naturales normales como, por ejemplo, el reemplazo dentario.
El parietal y el diente de neandertal descubiertos en Moià - IPHES
Ambas piezas abren nuevas perspectivas a la investigación que se está efectuando en estas cuevas para conocer quiénes fueron sus habitantes. En el registro prehistórico europeo hay varios individuos infantiles de diferentes edades, pero el número de caninos inferiores es muy escaso. El estudio detallado del diente permitirá averiguar el sexo del individuo y ayudará a entender cómo se producía el paso de la infancia a la pubertad entre los miembros de esta especie humana. Además, con el diente y el parietal se podrán efectuar estudios paleogenéticos para ver las relaciones filogenéticas de los grupos humanos del Moianès con los habitantes de las diferentes regiones europeas del mismo período.
La pieza dental ha sido confirmada por el profesor José María Bermudez de Castro, del CENIEH, y por la Dra. María Martinón-Torres de la University College de Londres.
Tanto la Cova del Toll como la Cova de les Teixoneres son conocidas por contener un importante registro de la presencia de neandertales en la región de la Catalunya Central. Los estudios que se están llevando a cabo entre el IPHES, la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (URV) y el CENIEH están obteniendo datos muy significativos para entender cómo evolucionaron los ecosistemas en la zona en función de los cambios climáticos, y como las poblaciones del Paleolítico medio eran capaces de adaptarse a los constantes cambios, según han comentado los codirectores de la excavación.
La campaña de excavación de este año en las Coves del Toll, que se están desarrollando desde el pasado día 5 y finalizan el 24 de agosto, cuentan con la ayuda del Ayuntamiento de Moià. La importancia científica que están adquiriendo estos yacimientos ha propiciado la participación de especialistas de diferentes instituciones de España y de otros países. Así, el equipo está formado por 25 investigadores procedentes de las instituciones anteriormente mencionadas y de la Universitat de Barcelona, ​​la Universitat Oberta de Catalunya, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Murcia, la Università degli Studi di Ferrara, la Tel Aviv University y la Binghamton University de Nueva York.
Los estudios en estos yacimientos forman parte del proyecto de investigación titulado "Compartiendo el Espacio: la interacción entre homínidos y carnívoros en el Noreste Peninsular" (Ref. 2014/100573 de la Generalitat de Catalunya-AGAUR) dirigido por los doctores Jordi Rosell ( IPHES-URV), Florent Rivals (ICREA-IPHES) y Ruth Blasco (CENIEH).